¿Publicidad racista o audiencia extremadamente sensible?

Email this to someoneShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

Buena, mala o regular, la publicidad busca provocar en el público al que va dirigida una reacción. Hoy en día, las estrategias de comunicación se sustentan en técnicas que, en ocasiones, pueden resultar algo arriesgadas teniendo en cuenta las distintas sensibilidades existenetes en la sociedad y las variadas escalas de valores de los potenciales receptores. Por supuesto, el uso de recursos sexistas, racistas etc. debe evitarse sin excusa alguna en la publicidad aunque su utilización pudiera suponer un gran activo en la cuenta de resultados del anunciante.

En la búsqueda de la ansiada reacción, el anunciante puede optar por vías consideradas políticamente correctas por la gran mayoría de la sociedad, o bien puede elegir nuevos caminos aún sin recorrer con el riesgo que ello implica. Explorar vías provocativas es una técnica recurrente en la publicidad de hoy en la que buscamos un efecto viral y noticiable de las campañas más allá de la aparición (previo pago) en medios.

La insaciable necesidad de ir más allá en esa provocación, puede volverse en contra de las marcas como ha sucedido en múltiples ocasiones. Al mismo tiempo, debemos admitir que sacamos de quicio ciertas campañas de publicidad en las que lo que se está haciendo es un uso humorístico de conceptos como son por ejemplo los tópicos asociado a las etnias.

Este es el caso de una campaña de publicidad de una agencia de viajes ucraniana llamada Multipass. La agencia Tabasco utilizó el slogan “See Asia like Asians do” (“Vea Asia como la ven los asiáticos”) en una campaña exterior en la que se utilizaba una tipografía difícilmente legible a primera vista. Para descifrar el mensaje, el publico debía “achinar” los ojos, con lo que se producía un efecto óptico que permitía entender el mensaje en cuestión.

Pues bien, esta campaña publicitaria provocó un regero de críticas por considerarse racista. El argumento, decía que el anuncio suponía una burla hacia la étnia asitática debido a sus característicos ojos rasgados.

¿Racismo o excesiva sensibilidad por parte del público? Pasen y comenten.

Sé la primera persona en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

De conformidad con lo establecido en la LOPD, Adpv Advertising Provider S.L. garantiza la adopción de las medidas necesarias para asegurar el tratamiento confidencial de los datos de carácter personal. Así mismo le informamos de la inclusión de sus datos en un fichero con la finalidad de mantener su relación negocial o contractual con Adpv Advertising Provider S.L. y de la posibilidad de ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en la siguiente dirección: Ercilla, 26, 1Dcha., 48011, Bilbao, Bizkaia. Privacidad.