Hosting compartido

Email this to someoneShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on Twitter

Un servicio de hosting compartido o también llamado alojamiento compartido, es una de las modalidades más sencillas y económicas de asegurarse una presencia en Internet.

Algunos de los aspectos a tener en cuenta para elegir un hosting compartido son: precio, garantía, tipo de tecnologías que se soportan, servicios incluidos (cuentas de correo, bases de datos, tráfico, espacio…)

Ventajas de Hostings Compartidos

  1. Contratar un hosting compartido es muy económico.
  2. Facilidad a la hora de administrar tu hosting ya que dispones de un panel de control para administrar: nuevas bases de datos, subida de archivos vía FTP, configuración de emails, gestión de archivos…
  3. Alojamiento de dominios ilimitado, el usuario puede alojar cualquier número de sitios web, dentro de su plan.
  4. La gran mayoría de planes de hosting ofrecen espacio ilimitado en disco, esto nos permite alojar tantos archivos como necesitemos.
  5. Ancho de banda ilimitado, es importante hacer una previsión de tráfico de nuestra web, aunque en muchas ocasiones puedan darse hechos extraordinarios como ser portada en menéame.net o ser enlazado por una web que nos remita gran cantidad de visitas.
  6. La mayoría de empresas de hosting disponen de soporte garantizandote la seguridad de disponer de alguien que te pueda ayudar cuando más lo necesites.

Desventajas de Hostings Compartidos

  1. Un web hosting compartido tiene una gestión muy limitada.
  2. Cláusulas ilimitadas, aunque siempre es una ventaja disponer de ancho de banda y espacio ilimitado, en muchas ocasiones es la principal excusa de las empresas de hosting para que contrates un servicio de alojamiento superior.
  3. La rapidez de tu web dependerá de todas las webs alojadas en tu mismo servidor.
  4. No es recomendable para empresas, ya que el control limitado podría obstaculizar las operaciones en el futuro.
  5. La mayoría de hostings comparten un misma dirección IP, esto supone un riesgo ya que puede resultar perjudicial de cara a los motores de búsqueda si tu alojamiento comparte IP con spammers o sitios sospechosos de alguna actividad irregular.

En resumen, contratar un servicio de hosting compartido es la forma ideal de iniciarse en el mundo de Internet ya sea montando un blog, foro o una pequeña página personal. Si el proyecto incial avanza y tenemos cierto éxito, deberemos escalar a un nivel superior y contratar un hosting compartido más avanzado o un servidor virtual (VPS, Virtual Private Server) que veremos en siguientes artículos.

5 comentarios

  1. 24 Septiembre, 2014
    Responder

    […] los diferentes sistemas de hosting que nos ofrecen las empresas, desde el más básico sistema de hosting compartido, donde comenzar un pequeño proyecto o alojar una web personal, pasando por los Hosting Servidor […]

  2. 24 Septiembre, 2014
    Responder

    […] el cual es muy superior al de cualquier alojamiento web que hemos visto en anteriores ocasiones: hostings compartidos y hosting Servidor Privado Virtual. Esto se debe principalmente a que tenemos que hacer frente al […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

De conformidad con lo establecido en la LOPD, Adpv Advertising Provider S.L. garantiza la adopción de las medidas necesarias para asegurar el tratamiento confidencial de los datos de carácter personal. Así mismo le informamos de la inclusión de sus datos en un fichero con la finalidad de mantener su relación negocial o contractual con Adpv Advertising Provider S.L. y de la posibilidad de ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición en la siguiente dirección: Ercilla, 26, 1Dcha., 48011, Bilbao, Bizkaia. Privacidad.